Inquietud entre las sombras


Inquietud entre las sombras del bosque maldito;
las hojas y tus ropas se agitan por el viento.
Tu alma grita que escapes del sufrimiento infinito;
te sientes tan agotado, casi sin aliento…

La lluvia intensa sucumbe sobre tu piel fría.
Te enceguecen fugaces destellos azules.
Si te detienes ahora, él va a terminar con tu vida;
sientes como te hieren las ramas mientras huyes.

Te abraza la oscuridad y violentos estruendos;
nunca antes ese sonido te aterrorizó tanto.
No sabes hacia dónde seguir corriendo;
su obsesiva condena de muerte te está alcanzando.

Es el momento en el que ya no puedes escapar;
su sombra siniestra al fin te atrapó.
Con golpes de puño, comienza a atacar.
Solo puedes dar gritos desesperados de horror.

No puedes pelear; sus manos presionan tu cuello.
Pronto morirás entre sus brazos, ya es un hecho.
Te apagas lentamente mientras te arrastra al infierno.
Él da el golpe final: te apuñala en el pecho…

Es la misma lluvia y el mismo frío viento
(solo eres el rehús de su plan macabro).
Son los mismos árboles el cielo cubriendo.
Tu ser inerte ahora yace sobre el verde manto.

Sufriendo tu cruel destino, te alejas de tu cuerpo;
no quieres estar cerca de donde te asesinaron.
Te haces consciente; notas que vas vestido de negro
y en tus manos, teñido en sangre, el filo con que te mataron…

Morgan Le Sorcier. 17-10-10

3 comentarios:

  1. Que hermoso lo que escribes Fernando
    en verdad siempre me gusta visitar tu blog, es muy interesante. Me impresiona el gran talento que tienes para la poesía, yo también te felicito por tus bellos poemas. Para mi siempre es un placer leerte. Muchas gracias por tus comentarios.
    :)

    ResponderEliminar
  2. muy buena
    solo oscuridad y sombras en tus palabras

    y la foto de la luna genial!!


    good luck!

    ResponderEliminar
  3. Siempre paso a leerte, de hecho estás en mis marcadores en el ordenador. Creo que pata tus versos hay que tener tiempo, ir leyéndolos de a poco, ya que nunca se sabe cuando esconden tus palabras. Me gustó, aunque creo que esta visión sin esperanza es algo que nos carcome a todos hoy en día, nos persigue el miedo, y somos nosotros nuestros propios asesinos. Puede que no trates de decir con esto, pero es lo que me deja a mi por lo menos.

    Te felicito, como siempre sabes llenar un gran espacio.

    ResponderEliminar