Aun así, deja que me extinga

  
Dices que si me quito la vida, iré directo al infierno;
¿podría soportarlo?
Dices que desearía todos los sufrimientos de este mundo
porque sería poco y terminaría,
pero si no puedo continuar más aquí,
sería sin salida, sería eterno.

Has tratado de salvarme de todas las formas imaginables;
cuánto tiempo perdido.
Me conoces bien:
¿podrás llevarme contigo?,
¿podrás antes de que termine destruyéndolo todo?

Si quieres, llama a mi puerta;
no te escucharé.
¡Nunca!, como siempre ha ocurrido.
Déjame a mi suerte;
no te reclamaré por eso.
Si pudiera entender por qué no has querido soltar mi mano…

A veces, olvido quién soy realmente de tanto pensar en ti.
Olvida tú ahora la combinación mortal y traidora;
deja que termine su desgraciada existencia en mi oscuridad
y abandóname en la melancólica soledad.

Deja que el dolor me consuma,
así tendré excusas para destruir…
Nunca más te esfuerces por mí.
Al final, estoy hecho para morir
víctima de mi propio yo
y no puedes hacer nada para cambiarlo…

Morgan Le Sorcier. 10-07-08

No hay comentarios.:

Publicar un comentario