Piedras que vagan


Cada mañana, los hermosos pajarillos,
bulliciosos y de colores,
salen a cantar al sol
como hermoso cuarzo hialino
reflejándose a la luz de la luna.


Siempre llega el gato e insolente reclama:
—¡no metan bulla! —exclama.
Entonces, los hermosos pajarillos comienzan a volar,
formando en el cielo una gran estrella de colores.

Cuando llega el invierno y comienza a nevar,
los hermosos pajarillos comienzan a emigrar.
Cuando al fin la primavera se apresta a regresar,
los hermosos pajarillos comienzan a llegar
y las preciosas rosas rojas, los jardines a adornar.

 
Morgan Le Sorcier. 16-06-99

1 comentario: