Sátira

 
La ira me arrebata el preciado letargo
y este incomodo sentir me cubre
como densas lenguas de fuego
cuando te escucho reír cruelmente,
cuando soy testigo de tu parodia hiriente.

A veces, decimos cosas sin pensar;
sin voluntad no hay culpa que juzgar,
pero para ti es tan fácil hablar,
casi tan fácil como respirar.
Lo que para ti es risa y felicidad
para mí son insultos y crueldad.

Con tus palabras, vuelves putrefacto
todo lo que no se puede podrir:
como agua verde que no es de un charco
o miel negra, miel que es igual a ti
porque tus lesivos tratos son voluntarios.

En ocasiones, nos sobra tolerancia
con quienes nos interesan o nos interesa su gracia,
pero juzgamos con brazo rígido
a quienes consideramos como de otra raza.

¡Es verdad!;
yo no puedo cruzar a pie descalzo
por río de piedra aguda para justificar al insensato
que, sin respeto a su vida, quiso ser tu caricatura.

Pero la falta de cordura de unos no te da derecho
a tratarnos a todos como basura
y si somos tan desagradables para ti,
entonces tampoco nos uses para tu burla;
¡¡nosotros no estamos para hacerte reír!!

Morgan Le Sorcier. 09-02-11

4 comentarios:

  1. hola, ta bkn el blog ahora.. buen fondo.
    sobre la sátira no se que opinar pero pase a escribir =
    saludos!!

    ResponderEliminar
  2. Hola, sigo sin conocerte pero por tu Entrada veo que estas herido. No sé si admitirías un comentario al respecto, ...solo que no te dejes herir mucho tiempo, yo he descubierto que las personas que nos parecen super importantes en un momento dado en nuestra vida, pasado un tiempo, se ven de otra manera diferente, no son tan relevantes para nosotros, pasan a un segundo a más lejano plano.
    Quedate solo con lo bueno de los demás.

    Gracias por tu comentario, me alegra haberte hecho pensar en algo diferente...

    Un abrazo, ah! y ..yo también soy Sagitario, somos buenos, ja.ja.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Nando, gracias por tu visita a mi blog. Concuerdo con Güisi, tenemos la mala costumbre de prestar mucha atención a quien reparte palos e ignorar a quien reparte caricias, hay que cambiar el chic, disfrutar lo bueno y dar la espalda a lo malo. Un saludo. Jesús.

    ResponderEliminar
  4. genial sátira es como qeu sale del alam con rabia y azota atoda las persona hirientes que pone le piez enciam de los mas debiles mis felicitaciones Nando

    ResponderEliminar