Decepción

  
A veces oigo tu voz suave,
llamando entre mi cementerio de sombras,
intentando con voluntad buscarme
para rescatarme de entre las sobras.

Mis palabras saben caer al vacío.
Mis lágrimas se secan antes de tocar el suelo.
Mis sentimientos se pierden en el olvido
y mi alma sabe de no tener consuelo.

No me importa ir directo a la muerte,
extendiendo mi mano primero,
sabiendo cuál será mi suerte;
encontrar el doloroso fuego.

Mi corazón está dividido en cientos de partes,
perdidas en toda esta decepción.
Cada latido, una herida sangrante.
Cada gota de sangre con menos calor.

Los días terminan con infinita tristeza
bajo la luz de la luna tenue.
Mis pensamientos en la soledad inmensa
se esfuman en un largo susurro leve…
 
  
Morgan Le Sorcier. 15-07-12

1 comentario: